Sistemas centralizados VS descentralizados

Sistemas centralizados

Los sistemas centralizados se caracterizan por tener una estructura en la que los elementos de la red son productores o consumidores de información, y precisan de una central de gestión para procesar información. Los sistemas con esta tipología corresponden a la primera generación de sistemas domóticos. Los sistemas de alarmas domésticas forman parte de este tipo de sistemas. Ya que encontramos una serie de sensores como pueden ser las cámaras IP y cámaras de seguridad. Unidos con la centralita que es quién procesa la información recibida por estos sensores. Esta unión puede ser mediante cable o también mediante sistemas inalámbricos

Sistemas centralizados vs Sistemas descentralizados

Sistemas centralizados vs Sistemas descentralizados


Pros y contras de de los sistemas centralizados

A favor, los sistemas centralizados tienen:

  • Los elementos sensores y actuadores son de tipo universal.
  • Coste reducido o moderado.
  • Fácil uso y formación.
  • Instalación sencilla.

En contra tienen:

  • Cableado significativo.
  • Sistema dependiente del funcionamiento óptimo de la central.
  • Modularidad difícil.
  • Reducida ampliabilidad.
  • Capacidad del sistema (canales o puntos).
  • Necesidad de un interfaz de usuario.

 

Sistemas descentralizados

En los sistemas descentralizados, todos los elementos de red pueden ser productores / consumidores de información y, a la vez, procesar esta información o procesar la información que provenga de otros elementos productores / consumidores.

Es necesario, en estos entornos, un protocolo de comunicaciones para que todos los elementos produzcan una acción coordinada.

Son ejemplos de esta tipología los protocolos/soluciones de mercado: EHS, x-10, EIB, Batibus

Pros y contras de los sistemas descentralizados

A favor los sistemas descentralizados tienen:

  • Seguridad de funcionamiento.
  • Posibilidad de rediseño de la red.
  • Reducido cableado.
  • Fiabilidad de productos.
  • Fácil ampliabilidad.

En contra tienen:

  • Elementos de sensores no universales y limitados a la oferta.
  • Coste elevado de la solución.
  • Sistemas adecuados para edificios terciarios.
  • Complejidad de programación.

Realmente no podemos determinar si un sistema centralizado es mejor o peor que un sistema descentralizado. Lo único que podemos tener claro es las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos sistemas y ver en que situaciones se adaptan mejor o peor. Aunque mucha gente suele creer que un sistema centralizado es menos seguro, pues depende de la centralita y si alguien consigue acceder a ella podría anularla, lo cierto es que si la centralita está bien protegida el sistema puede ser mucho más seguro que un sistema descentralizado donde cada elemento es susceptible de ser saboteado.

Sistemas centralizados junto a sistemas descentralizados

Otra de las opciones que no debemos de olvidar es que podemos combinar los sistemas centralizados con los sistemas descentralizados. Por ejemplo, utilizar un sistema de alarmas para el hogar centralizado junto a un sistema de grabación de vídeo CCTV. Esta sería la parte del sistema centralizada pues tanto las cámaras como los sensores están conectados cada uno a su respectiva centralita para emitir las señales oportunas (de vídeo por parte de las cámaras y de alerta por parte de los detectores instalados). Luego para reforzar este sistema podemos instalar puertas de seguridad inteligentes, con sus propios detectores, que en caso de detección de una posible intrusión se cerrarían de forma automática. Estas puertas estarían además conectadas con la centralita de la alarma. De este modo las puertas tendrá dos vías de actuación, por orden de la centralita y de forma autónoma. Y esta sería la parte descentralizada del sistema.

Categoría: alarmas en general
Publicado el 14 julio, 2014