Alarmas inalámbricas

alarmas inalámbricas

alarmas inalámbricas

Las alarmas inalámbricas son sin duda alguna el sistema de alarma más popular para la protección del hogar. Este tipo de alarmas se han ganado una gran popularidad en el mercado debido a su fácil instalación.


A continuación vamos a realizar un análisis completo enumerando las ventajas e inconvenientes que tiene elegir un sistema de alarmas inalámbrico para la protección de tu hogar. Con esto pretendemos darte la formación necesaria para que puedas tomar la mejor decisión a la hora de elegir la alarma que más te conviene para proteger tu vivienda.

Ventajas de las alarmas inalámbricas para casas

En muchos de los casos el mismo propietario de la casa puede realizar la instalación de la alarma siguiendo un sencillo manual de instrucciones. Evidentemente la experiencia de alguien que lleve instalando años alarmas inalámbricas hará que la instalación sea más robusta y segura, pero esto no impide que seamos nosotros mismos quienes podamos realizar la instalación y que quede medianamente bien.

De cualquier forma instalar un sistema de alarma inalámbrico es siempre menos intrusivo que instalar una alarma cableada. Como norma general en las viviendas que ya están construidas y que necesitan un nivel de protección medio se opta por instalar las alarmas inalámbricas y en los hogares que están en obras o que necesitan un muy alto nivel de protección se suele optar por instalar las alarmas cableadas.

Otra de las grandes ventajas que tiene elegir una alarma inalámbrica es que si vives en una casa de alquiler o tienes pensado mudarte en unos años de tu residencia habitual podrás llevártela sin muchos problemas e instalarla en tu nueva vivienda.

Muchos de los elementos que componen el sistema inalámbrico funciona con baterías. Así que si un posible intruso corta la electricidad para inhibir los detectores no logrará su objetivo ya que éstos tienen su propia fuente de alimentación, su batería.

Y la gran ventaja que presentan estos sistemas de alarmas. El precio de la instalación. Montar en casa un sistema de alarmas inalámbrico es mucho más barato que realizar una instalación de alarmas cableadas, aunque los elementos que componen la alarma inalámbrica son mas caros que los cableados (han de incluir baterías, transmisores de radiofrecuencia…) la instalación en su conjunto es mucho más barata.

Inconvenientes de montar alarmas inalámbricas para casas

No todo van a ser ventajas de este sistema. Si fuera así no tendría sentido optar por cualquier otro sistema. Pasamos a ver los motivos por los que podemos decidirnos a no instalar una alarma inalámbrica en casa.

El sistema de alarmas inalámbrico ofrece un nivel de fiabilidad menor que los sistemas cableados. Éstos  utilizan cables de cobre, por lo que la señal será mucho mas robusta. Además si los cables se cortan del sistema de cableado la alarma saltará como si el sensor hubiera detectado un intento de intrusión. En las alarmas inalámbricas se pretende emular este mismo comportamiento pero la realidad es que esto no siempre se consigue.

La seguridad en los sistemas de alarmas inalámbricos es menor que en los sistemas cableados.  Aunque hoy en día ha mejorado mucho la tecnología inalámbrica y la encriptación de redes lo cierto es que siguen existiendo piratas capaces de infiltrarse en nuestra red y poder manipular los elementos existentes en la red. Cuando un posible intruso desea acceder a la red de un sistema de alarma cableada tendrá forzosamente que “pinchar” uno de los componentes o cables para acceder a la red con su equipo y emitir la señal que pretende hacer. Esto requiere que se acerque físicamente al inmueble y que tenga que localizar el punto en el que practicar el ataque. Sin embargo en los sistemas inalámbricos no tiene que pinchar físicamente ningún elemento, ni tiene que estar totalmente pegado al inmueble. Se han dado casos en el que posible intruso ha pinchado la red y ha dado la orden de apertura a las puertas inteligentes de seguridad del domicilio permitiendo así la entrada al mismo de forma “cómoda”.

La potencia de algunos de los elementos que forman el sistema de alarma inalámbrico también puede ser un problema. Al igual que unas lineas más arriba hemos dicho que la batería de estos elementos es una ventaja también nos encontramos con que pueden ser un inconveniente. Ya que debemos de cerciorarnos de que la batería está en buen estado haciendo periódicamente recorridos de verificación de baterías de nuestros detectores. Si además hemos conectado detectores en lugares donde no llega alimentación ninguna debemos siempre tener varias baterías cargadas a mano para ir cambiándolas conforme el dispositivo las valla consumiendo. Si nos olvidamos de cambiarlas el detector se quedará sin alimentación y dejará de funcionar.

 

Publicado el